Aderezos y salsas, Artículos de interés, Entrantes, Fermentos y kéfir vegetal, Recetas
comentarios 5

Choucrout garnie con schisandra

Choucrout garnie con schisandra

Este fin de semana tuve la suerte de poder visitar el 4º Congreso de Alimentación Viva y Consciente en Barcelona. Me parece interesantísimo acudir a estos eventos, siempre hay novedades, cosas que aprender, cosas que compartir, personas magníficas con las que reencontrarse y personas igual de magníficas que conocer.

En esta ocasión, pude por fin saludar en persona, entre otras, a Rosa Martos de Salud Viva. Y es gracias a Rosa, que puedo compartir hoy aquí esta receta con un ingrediente muy especial, una baya increíble, desde el punto de vista nutricional y desde el sensorial: el único fruto del mundo que contiene los cinco sabores. Gracias a Rosa y a Salud Viva por la súper muestra de esta baya con la que he preparado este fermentado.

Ésta que os dejo hoy aquí es sólo la primera receta, pronto vienen más.

Ah, y si no consigues schisandra, igual puedes utilizar arándonos deshidratados u otra baya ácida deshidratada de tu elección.

Eso sí, antes de la receta, aquí te dejo, según nos cuenta Rosa, unas líneas sobre las propiedades de la schisandra.

La schisandra (schisandra chinensis) es uno de los mejores adaptógenos naturales; la medicina china ancestral nos cita que el hígado es el órgano de la ira, la sede del odio que proviene de los tóxicos del intestino, que son expulsados después y si no conseguimos que nuestro cuerpo elimine esas toxinas puede incluso cambiarnos el carácter; una de las mejores soluciones para esto es la schisandra o wu wei zi o fruto de los cinco sabores, ya que contiene los cinco sabores de la medicina tradicional china; salado, dulce, agrio, picante y amargo.

El fruto de la schisandra también puede tener un efecto adaptogénico (un efecto normalizante o equilibrante sobre distintos sistemas corporales).

Este berri tonifica los riñones y los órganos sexuales, protege el hígado y aumenta el rendimiento mental. Sirve para mejorar la función respiratoria y cardiovascular, mejorando la fuerza muscular en los atletas.

También mejora la ejecución de repeticiones en pruebas de resistencia, reduciendo la fatiga, dolores musculares y falta de aire.

Sus beneficios más conocidos:

  • Protege al hígado
  • Tiene una acción adaptogénica
  • Acelera el proceso de desintoxicación del sistema enzimático
  • Mejorar el rendimiento físico
  • Astringente pulmonar
  • Tónico del riñón
  • Controla el insomnio
  • Tónico para desórdenes de la piel
  • Posee propiedades antibacteriales y antidepresivas
  • Viejo remedio milenario

En Medicina Tradicional China la planta se usa para inflamación intestinal, insomnio, tos, diarrea crónica, hepatitis, neurastenia y estados de ansiedad. En Medicina Tradicional China se dice que no debe utilizarse en pacientes con exceso de calor en el interior.

Los principales componentes activos de la schisandra son los lignanos (schisandrina, desoxischizandrina, gomisinas y pregomisina), presentes en las semillas de la fruta. La investigación china moderna indica que estos lignanos tienen un efecto protector sobre el hígado además de un efecto inmunomodulador. Además activa la producción de glutatión, un potente antioxidante, en las células hepáticas. Los estudios chinos indican también que los lignanos pueden favorecer la regeneración del tejido hepático dañado por influencias dañinas, como el virus de la hepatitis o el alcohol.

Recomendable en casos de debilidad inmunológica, alergias, o procesos oxidativos severos. Es muy importante incluirlo en programas de nutrición especialmente cuando existen problemas de alergias, asmas, rinitis, cuando se padecen infecciones virales, cáncer y otros.

Tiempo de preparación: 15 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 3 días
Para dos personas

Ingredientes

1 naranja, el zumo
1 col verde pequeña
1/4 taza de schisandra

Método de preparación

Quitar las hojas exteriores de la col y reservar. Trocear la col en tiras finas y pequeñitas y colocar en un bol de cristal. Añadir la shizandra y el zumo de naranja y masajear ligeramente con los dedos sólo para mezclar bien los ingredients. Colocar la col, la schisandra y el zumo de naranja en un bote de cristal, cubrir con una de las hojas de col reservada presionando las tiras finas de col con naranja hasta que queden cubiertas por el zumo. Cubrir el bote con un paño limpio de algodón, fijar el paño con una cuerdecita o un elástico y reservar en un lugar seco y cálido en la cocina durante tres días. Procura que no le de la luz del sol directa y que no tengas que moverlo.

A los tres días, la col habrá fermentado y la schisandra habrá perfumado el zumo de naranja. El resultado, un súper nutritivo choucrout con un toque oriental, un alimento cargado de vitaminas C, E, probióticos y potenciador de las ya tan interesantes propiedades de la schisandra.

El choucroute garnie, tradicionalmente, se sirve con una guarnición de comestibles grasos no muy saludables ni conscientes. Nosotros podemos servir este choucrout con schisandra acompañado de una guarnición de alimentos con grasas saludables. Yo lo he acompañado con aguacate aliñado con limón, yogurt de anacardos y algas aonori en copos y shiitake frescos macerados en limón, agua de mar, aceite de oliva y sirope de tacón. Delicioso como entrante.

¡Bon apéttit!

5 comentarios

  1. teresa dice

    Hola! Gracias por compartir tus recetas, me encantan. Tengo una duda, para fermentar los quesos vegetales podría usar kéfir de agua en lugar de probióticos en polvo? Gracias de nuevo. Un abrazo.

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Hola, Teresa,

      yo no uso probióticos en polvo para los quesos nunca. Puedes fermentar los quesos solos —en el fondo no les hace falta nada—, o añadiendo un agua probiótica: kéfir de agua, yogur vegetal casero, rejuvelac.

      Un abrazo,

      K

  2. Pingback: Hunza dream cream soup: una crema verde raw deliciosa | Kijimuna’s Kitchen

  3. Toni dice

    Hola! Gracias por las recetas . Mi pregunta es:¿Para que el choucrout fermente, no debe de tener sal?.Todas las recetas que leo lo ponen y mi hipertension y la sal no son compatibles.Muchas gracias.Un abrazo.

    • ¡Hola, Toni!

      Pues, sí, en principio el chuchrut contiene bastante sal —a mí me gusta tambbién prepararlo con agua de mar— para evitar los mohos y los hongos durante su fermentación, período que va desde unos 3 días a unos cuantos meses.

      En vez de chucrut, podrías cortar col verde bien finita y macerar con limón durante unos 30 minutos, masajeando primero con las manos durante unos 5 minutos para que la col se ablande.

      Un abrazo,

      Consol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *