Dulces sin culpa
comentarios 2

Este año, ¿turrón rosa? ¡Oh, sí, sí, sí! Delicioso, saludable y original

Turrón de chocolate y fresas

En estas fiestas, este dulce ha sido una de mis excepciones. Sí, sí, aunque es uno de los dulces más saludables que se encuentra en mi recetario de repostería, sigue siendo poco recomendable comer demasiadas grasas o frutos secos, especialmente es importante no darle más trabajo del necesario a nuestro hígado.

Pero, bueno, estamos en fiestas, ¿verdad? Y comer un poquito más de la cuenta de grasas saludables no le hace daño a nadie, si no es una costumbre diaria, claro está; y especialmente si el resto de la dieta ha sido tan saludabilísima como tiene que ser.

Básicamente, durante estos primeros días de fiestas, en casa hemos estado comiendo de lo más equilibrado. Por la mañana, un buen tazón de leche vegetal casera tibia y un buen paseo de varias horas para hacer ejercicio y tomar el poquito sol que nos ofrece el día en estas fechas.  No hay que olvidarse que nos alimentamos de muchas cosas más que de verduras, hojas, hortalizas, frutas y algunas semillas. Hacer ejercicio es primordial, sobre todo ejercicio no estresante; estar con los seres queridos; construir un día a día lleno de ilusiones y buenos momentos; socializar; estimular nuestra creatividad; hacer actividades que nos gusten; respirar aire fresco; tomar el sol… Hay tantas cosas que no siempre podemos hacer y de verdad necesitamos. Y estos paseos matutinos recogen tantos puntos de esta lista. Son maravillosos, la verdad.

Después de este desayuno de lujo que os describo (leche vegetal + paseo), a la vuelta a casa, ya es hora de almorzar y, tras una buena caminata de horas, créeme que hay hambre. Las comidas, pues bien equilibradas, con mucha hoja en una gran ensalada aliñada con zumo de cítricos y tamari, y otros platos vegetales de segundo, una crema verde o batido salado con hojas y verduras y con agua tibia. Sencillo, bien combinado, ligero y rapidísimo de preparar. Después de comer, una buena pausa y una buena película acompañada de un buen té aromático con algunos dulces raw vegan navideños de factura e invención propia —algunos los encuentras en este blog—. Más tarde otro paseo o una buena lectura y una cenita ligera, generalmente una ensaladita como al mediodía, pero menos grande.

Así que como ves no he aplicado el refrán “en casa del herrero, cuchara de palo”, qué va. Más bien al contrario, estoy teniendo unos días de lo más saludable, una corta pausa para reequilibrar mi bienestar general, que ya lo necesitaba después de unos intensos días de trabajo.

Pero, bueno, darse un capricho también entra a formar parte de ese reencontrar el balance. Aquí mis dulces son muy bienvenidos. Sanos, saciantes, saludables y, siempre, siempre, ¡deliciosísisisisimos! Pero eso ya lo sabes, ¿verdad?

En todo caso, nos tenemos que convencer que no es tan difícil llevar una alimentación sana en Navidades. Si comes fuera de casa, siempre puedes preparar algo para compartir. Prepara aquello que sepas que va a ser lo menos saludable en la casa donde vayas a ir como invitado/–a. No sólo te cuidas tú, sino que también contribuyes al bienestar de los demás. Y si es con un dulce tan caprichoso como éste que tenemos aquí hoy, ya te aseguro yo que para la próxima vez que haya cena te van a pedir que lleves algún postre rico. Te lo digo con conocimiento de causa, ¡ha!.

Así que, para que enriquezcas tu repertorio, aquí te dejo la receta para este turrawn de chocolate blanco y fresas. No hace falta que lo prepares para Navidades sólo, es tan gustoso y tan suave que lo podrás preparar y disfrutar en cualquier ocasión. Tú eliges cuál. Yo lo he preparado de una manera un poco improvisada, así que las medidas las tienes por tazas. Bueno, si fue más fácil para mí prepararlo así, seguro que también lo será para tí. Ya me contarás…

Ingredientes

1 taza de manteca de cacao cruda, en estado líquido
1 taza de harina de almendras crudas (yo la preparo a partir de almendras activadas, peladas y deshidratadas)
1 taza de fresas liofilizadas
1/2 taza de almendras enteras crudas, activadas y deshidratadas
10 gotitas de estevia líquida, con los principios activos (la encuentras en herbolarios)
1 pellizquito de sal marina
1/2 c. pequeña de semillas de vainilla crudas

Método de preparación

Combinar todos los ingredientes menos las almendras enteras activadas y deshidratadas en una batidora de vaso y batir hasta obtener una mezcla suave y bastante líquida. La batidora de vaso calentará la mezcla y hará que los aceites de los ingredientes se vuelvan más líquidos.

Verter la mezcla en un bol de cristal y remover suavemente con una espátula para enfriar un poco la mezcla. Nos interesa que la mezcla tenga una textura parecida a la miel, densa pero aún líquida.

Una vez conseguida la textura que perseguimos, combinar con las almendras en el mismo bol y mezclar con la espátula. Verter en un molde para chocolates o turrones y dejar enfriar a temperatura ambiente como una hora.

A la hora, ya podemos desmoldar y cortar en cuadritos con la ayuda de un cuchillo grande de cocina y guardar en botes de cristal con tapa hasta la hora de consumir.

Una vez preparado tu turrawn de chocolate y fresas, lo puedes guardar en botes de cristal en la nevera durante un año. Se mantendrá perfecto, si es que llega a durarte tango, claro está.

Espero que te haya gustado la receta. Aún quedan días por delante para fiestas e incluso regalos. ¿Quieres hacer un regalo con amor? Pues unos buenos chocolates saludables y conscientes como los de esta receta seguro que sorprenden a cualquiera. Y esto también te lo digo con conocimiento de causa.

¡Bon appétit!

2 comentarios

  1. María dice

    Muchas gracias por compartir esta deliciosa receta, una duda donde se pueden conseguir las fresas liofilizadas?? De antemano gracias y aprovecho para felicitar las Navidades y desearte lo mejor para el 2015. Un abrazo

    • Hola, María,

      felices fiestas y mejor 2015 para tí también.
      Las fresas liofilizadas las compro en mi tienda bio local. También se encuentran en las tiendas donde vende frutos secos y frutas deshidratadas.
      Sino, también puedes utilizar fresas deshidratadas.

      Un abrazo,
      K

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *