Dulces sin culpa, Fermentos y kéfir vegetal, Panes. Crackers y galletas
comentarios 2

Galletones de zanahoria y boniato con kéfir de frutos del bosque

carrot-n-sweetpotato-cookie-01

Hoy, un postre muy decadente pero sin culpa: sin azúcar, sin gluten, preparado sin fogones. Es todo vida.
Es un postre de otoño de colores intensos y delicioso. El kéfir de frutos del bosque aporta probióticos que te ayudarán a equilibrar tu sistema digestivo y potenciar tu sistema inmunitario.

Todo un súper dulce para servir a la hora de merendar.

 

Tiempo de preparación: 10 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 2h.
Para 4 galletones

Ingredientes

5 zanahorias. la pulpa
1 boniato, la pulpa
1 manzana, la pulpa
2 c. soperas de semillas de lino dorado, recién molidas
4 c. soperas de mantequilla de sésamo (tahini)
1 c. sopera de sirope de ágave o 1/4 c. pequeña de hojas de estevia en polvo
1 c. sopera de trocitos de cacao crudo
1 taza de kéfir de coco, o leche de coco en su defecto
1 taza de frutos del bosque, bien fríos

Método de preparación

Mezclar la pulpa de las zanahorias, el boniato, la manzana, las semillas de lino recién molidas, la mantequilla de sésamo y el agave en un bol y mezclar con una espátula de manera homogénea.
Hacer cuatro porciones de la masa, dar forma y aplanar con las manos hasta obtener cuatro galletones.
Colocar en una bandeja en el deshidratador y deshidratar a 38 °C durante 2 horas. Dar la vuelta y deshidratar 1 hora más hasta que los galletones estén crujentes por fuera y ligeramente tiernos y húmedos por dendro.
Si no tienes deshidratador, puedes usar el horno a 50  °C y la puerta entreabierta

Cinco minutos antes de que los galletones estén listos, batir el el kéfir de coco con los frutos del bosque hasta obtener una mezcla suave.

Servir los galletones tibios con el kéfir frío de frutos del bosque y decorar con los trocitos de cacao.

¡Bon appétit!

2 comentarios

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Hola, Moni,

      el kéfir de coco lo haces tú en casa, con los gránulos de kéfir de agua y leche de coco vegetal. Es la mejor solución.
      La otra sería dejar fermentar la leche de coco a temperatura ambiente durante 24 horas. No será kéfir, pero sí estará fermentada.

      Un abrazo,

      K

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *