Artículos de interés, Entrantes, Leches y natas vegetales. Zumos y batidos, Recetas
comentarios 2

Hunza dream cream soup: una crema verde raw deliciosa

Hunza dream cream

La semana pasada te dejaba una entrada triple con tres recetas para incluir mucha clorofila, y sus beneficios, en nuestra dieta.

Eran tres recetas que luego preparé en el showcooking de Biocultura 2014 en Barcelona. Si no pudiste asistir al showcooking donde hablaba de las propiedades curativas y nutritivas de la clorofila, acabo de subir su registro en vídeo a mi canal en Youtube. Aquí lo tienes, espero que te resulte tan interesante como a mí me lo pareció mientras iba, a lo largo de años, descubriendo más y más información sobre alimentación y nutrición:

Ya sabes, las recetas detalladas de los zumos y batidos del showcooking las encuentras en la entrada Batidos y zumos verdes: el poder nutritivo y curativo de la clorofila.

Pero para la entrada de hoy te tenía preparada otra receta: una crema bien verde, sí, seguimos con mucho verde y con ideas para incluir clorofila en nuestras dietas de manera sencilla, eficiente y deliciosa.

Esta crema de ensueño es muy especial de sabor y está cargadísima de nutrientes. Es muy depurativa gracias a la acción del limón y el pomelo, a parte de la clorofila, que ayudan a nuestro hígado a metabolizar y a disolver las grasas no saludables acumuladas.

También contiene agua de mar, es una crema verde saladita que podremos servir como un entrante revitalizante y ligero para empezar la comida con buen pie. Si no encuentras agua de mar y no puedes ir a la playa a buscarla, puedes añadir un pellizquito de sal del Himalaya; aunque no es lo mismo, claro que no. El agua de mar contiene trazas de todos los minerales de la tabla periódica, ciento dieciocho minerales en total; mientras que la sal del Himalaya contiene trazas de sólo ochenta y cuatro de esos minerales. Por otra parte, el agua de mar, si la fuiste a recoger tú a la playa, también debería tener zooplancton y fitoplancton. La venden también en muchos negocios, se ha puesto de moda para añadir a las paellas, les da un sabor extra a mar. Pero la de los negocios suele estar pasteurizada, con lo que adiós plancton; aunque sigue conteniendo los minerales que te comento.

Como es temporada, he aprovechado para decorar esta crema con flores de salvia, son espectaculares, tienen un delicioso aroma y sabor silvestre muy intenso. ¿Las has probado? ¿Todavía no? Pues tienes que probarlas, son deliciosas, muy especiales.

En esta crema, este green smoothie salado, he añadido súperalimentos como la baya schisandra y un preparado de hojas liofilizadas que María y Rosa de Salud Viva me regalaron en Biocultura y que han llamado Hunza. Tienen varias mezclas similares en su catálogo y tienda online pensadas para crear preparados que aprovechan al máximo las propiedades medicinales y nutritivas de algunas súper plantas. Éste en concreto, Hunza, combina espirulina, chlorella de pared celular rota, hierba de trigo, hierba de cebada, maca roja, amarilla, morada y negra, proteina de cañamo, maiz morado, rosa mosqueta, chaga, baya maqui, açai, reishi. astragalus membranaceus, tribulus terrestres, moringa, vainilla y hoja de stevia en polvo. Si quieres conocer las propiedades de estos súper alimentos, en su website encontrarás muchísima información. Pero ya te digo que el preparado está hecho a conciencia para tener en un solo producto muchos beneficios.

Si no quieres añadir súper alimentos, no te preocupes, utiliza sólo los alimentos frescos que tengas, te va a quedar igual de rico y muy nutritivo. Aunque si tienes hierba de trigo, también le puedes añadir una cucharada en polvo o, si la tienes fresca, un buen manojo. Para substituir la schisandra puedes utilizar bayas, las que quieras, si son ácidas mejor. Por ejemplo, arándanos.

Aquí viene ya la receta.

Tiempo de preparación: 15 min Tiempo de cocción: no necesita Listo en: 15 min
Para 2 personas

Ingredientes

250 g de brotes de espinacas
1 manzana, troceada, con la piel, el corazón y las semillas
1 limón, pelado y troceado
1/2 taza de agua de mar
1 pomelo grande, pelado y troceado
1 c. sopera de Hunza (opcional)
10 bayas de schisandra (opcional)
flores de salvia, al gusto
1 chorrito de aceite cáñamo

Método de preparación

En un vasito, coloca las bayas de schisandra y cúbrelas con agua filtrada o de manantial. Deja que se hidraten durante una media hora. Si no tienes schisandra, sáltate este paso pero prepara ya tus bayas al gusto.

En una batidora de vaso, coloca el agua de remojo de la schisandra y el resto de ingredientes menos el Hunza y el aceite de cáñamo.
Bate hasta obtener una crema verde homogénea y suave. ¡Fíjate qué vede más bello y tan intenso! Es porque las espinacas están crudas y conservan sus nutrientes, no están muertas ni oxidadas. Pura vida.

Una vez tengas tu crema suave, añade la cucharada sopera de Hunza y bate un par de segundos sólo para mezclar rápidamente.

Sirve en dos cuencos; a mí me encanta utilizar cuencos de madera. Decora con las bayas de schisandra, las flores de salvia y un chorrito de aceite de cáñamo.

Es una de las cremas más especiales que he preparado. Pura energía, nutritiva y medicinal. La schisandra le confiere un toque muy especial, es una baya de un sabor muy intenso y que contiene los cinco sabores de la medicina china tradicional: salado, dulce, agrio, picante y amargo. No hace falta tomar mucha, sólo un poquito es suficiente para obtener sus beneficios y disfrutar de su sabor.

Bueno, pues hasta aquí, otro batido verde más. Espero que te guste y lo pongas a la práctica, y si no tienes Hunza o schisandra, que ése no sea un motivo para que no pongas esta crema en tu menú.

¡Bon apéttit!

2 comentarios

  1. moni dice

    Con que podriamos sustituir las espinacas?? Tengo prohibido comerlas.
    Saludos

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Hola, Moni,

      puedes sustituirlas por cualquier hoja verde oscura. Desde la lechuga hasta las acelgas. ¿Por qué no puedes comer espinacas? ¿Es por alguna medicación?

      Un abrazo,
      K

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *