Leches y natas vegetales. Zumos y batidos, Recetas

Leche dorada de calabaza con nata de sésamo

Ésta es una receta para una aeche especiada muy antiinflamatoria, termogénica y antioxidante. Es muy proteica, elaborada con semillas de calabaza frescas —aprovechando las semillas que generalmente se descartan de las calabazas— y tahini crudo —mantequilla de sésamo blanco cruda—. Las semillas y los frutos secos en general, gracias a su contenido en cianocobalamina, son excelentes precursores de la vitamina B12.

Las semillas de sésamo crudas, a parte de ser muy antioxidantes, ricas en calcio y proteínas vegetales de buena calidad —el sésamo contiene 15 aminoácidos distintos—, aportan una amplia variedad de principios nutritivos de alto valor biológico. Por su riqueza en ácidos grasos insaturados omega 6 y 9, es de gran eficacia en la regulación del nivel de colesterol en sangre. Es rica en lecitina, una grasa (o lípido) emulsionante que facilita la disolución de las grasas en medio acuoso, previniendo el agotamiento nervioso y cerebral; en la sangre, mantiene disuelto el colesterol, evitando su depósito en las paredes arteriales. La lecitina es también un componente esencial del tejido nervioso a parte de encontrarse en la sangre, el semen, la bilis e interviene en la función de las glándulas sexuales.
En cuanto a vitaminas, el sésamo contiene vitamina B1 y B2 en cantidades mucho más elevadas que cualquier otra semilla y vitamina E‚ antioxidante responsable de retardar el envejecimiento, reducir la tasa del colesterol, eliminar los metales tóxicos, mantener el tono muscular y nervioso, favorecer la fertilidad, la virilidad y el índice de coagulación de la sangre. Además, el sésamo posee vitaminas B3, B5, B6, K, ácido fólico, biotina, inositol y colina.
Pero es en los minerales donde el sésamo realmente destaca, por su contenido en calcio biodisponible junto con otros minerales que ayudan a la asimilación del calcio: magnesio, fósforo, silicio, cinc, cobre y boro. También posee cantidades importantes de potasio, hierro, selenio, yodo y cromo.
Gracias a su alto contenido en antioxidantes, el sésamo contribuye a retardar el envejecimiento celular prolongando la vida útil de las células; es antibactericida y fungicida; inhibe el desarrollo de células cancerígenas, actúa como antiparasitario; elimina radicales libres interrumpiendo así los procesos de oxidación celular.
Su alto contenido en fibra y su calidad de semilla mucilaginosa le confieren una suave acción laxante y un importante efecto protector de la flora intestinal.

Las semillas de calabaza, entre otras propiedades, son ricas en vitaminas A, C y E y ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6. Éstas propiedades convierten a las semillas de calabaza en un eficaz preventor contra el agrandamiento de la próstata.

La cúrcuma es una raíz muy rica en antioxidantes, antiinflamatoria, termogénica y digestiva. Tiene propiedades anticancerosas, antifúngicas, antivíricas y antibacterianas; a parte de ser un antidepresivo natural y un eficaz regulador de azúcar en sangre, es ideal para prevenir el estrés oxidativo de aquéllos que padecen diabetes tipo 2. Para una mejor asimilación de la cúrcuma, es importante que la combinemos con alguna grasa —en nuestro caso, serán las semillas de calabaza y el sésamo— o con pimienta negra, canela, nuez moscada, pimienta de cayena pero no con clavo de olor. Estos últimos ingredientes especiados también incrementarán las propiedades digestivas, antioxidantes, anticancerosa y termogénicas de la cúrcuma.

A todas estas propiedades, se le suman las propiedades de las naranjas, de las que hablaré pronto en otra entrada. Pero no olvidemos que, entre otras funciones, las naranjas ayudan a reforzar el sistema inmune y —como los demás cítricos— alcalinizan, limpian y estimulan el hígado y el páncreas.

Para endulzar esta leche, he utilizado estevia líquida. Puedes utilizar manzana, también. Pero si utilizas estevia líquida, asegúrate que contiene los principios activos de la estevia —esteviósidos + reubadiósidos— y no se trata de un endulzante refinado procesado a partir de esta planta, que tan de moda se han puesto últimamente.

Aquí viene ya la receta. Te va a sorprender, a parte de las propiedades y el sabor, es muy sensual: al beberla, la leche de calabaza, naranja y cúrcuma pasa a través de la nube de nata de sésamo consiguiendo una textura cremosa inigualable.

Tiempo de preparación: 5 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 5 min.
Para 2 personas (1/2 litro)

Ingredientes

Para la leche calabaza y cúrcuma
las pipas de una calabaza, con la fibra y remojadas durante la noche
1 naranja, pelada, dejando unos trocitos de piel y cortada a trozos
1 raíz de cúrcuma (unos 5 cm)
1/2 litro de agua tibia —máximo 40 °C— de manantial o filtrada
5 gotas de estevia (o al gusto)

Para la nata de sésamo
3 c. soperas de tahini blanco crudo
6 c. soperas de agua de mamantial o filtrada
5 gotas de estevia (o al gusto)

Para decorar
1/4 c. pequeña de nuez moscada o pimienta negra

Método de preparación

Colocar todos los ingredientes para la leche de calabaza y cúrcuma en una batidora de vaso hasta obtener una bebida homogénea. Colar utilizando un paño de algodón, un colador o una bolsa para leches vegetales. Descartar la fibra resultante de colar y servir la leche de calabaza, naranja y cúrcuma en vasos.

Colocar los ingredientes para la nata en una batidora de vaso y batir hasta obtener una crema suave y homogénea. Servir despacito sobre la leche de cúrcuma. Sazonar con nuez moscada o pimienta negra.

¡Bon appétit!

13 comentarios

  1. Elisa dice

    ¡Madre mía!
    ¡Qué pasada!
    ¡Gracias!

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Gracias a tí, Elisa.

      😀

      K

  2. encarni dice

    madre mia..pa ponerse las botas.¡¡¡¡¡exquisita!!!!

  3. tati dice

    hola, gracias por el post. eres bella!
    como saber cuando las semillas que compras tienen sus principios activos? y no estan procesadas?? por ej yo vivo en una villa en pueblito hungaro y solo hay una opcion de mercado…en la seccion natural se encuentran semillas de lino, sesamo, calabaza, girasol etc de marca naturfood o kalifa. seran las propias o estaran procesadas…?

    • Hola, Tati,
      ¡Qué bonito lo de bella! 🙂

      Pues debe decir en el paquete que son crudas. Las semillas de sésamo, por ejemplo, las venden crudas o tostadas.
      La mejor prueba para saber si tus semillas están vivas es intentar germinalas en casa. Yo he hecho de todos los germinados que puedas imaginar. Y la que no me suele germinar es sólo una, el anacardo…

      El resto, germinan todas siempre y cuando sean crudas. El lino, la chía, la avena, el centeno, las semillas de girasol, las de calabaza, e incluso me ha germinado el café verde…

      Germinar es un proceso precioso. Realmente despierta en uno mismo una sensibilidad que no sabías que existía, es que en las ciudades, como es mi caso, estamos tan alejados de estos procesos naturales, de la fuerza de la vida, del encanto del nacer de todos los seres.

      Prueva a germinar, es la única manera de saber lo que me preguntas. Una vez has conseguido germinar una marca, pues ya sabes cómo son sus semillas.

      Un abrazo gigante para tí, bella Tati!
      🙂

      K

  4. mariana dice

    consol de sol ! estas semillas de calabaza las debemos pelar o directamente despues de activarlas las lavamos y las pasamos a la batidora?, y las de girasol aqui las venden negras, me imagino que esa es la cascara, osea que le tengo que quitar la cascara una por una?? son muy chiquitas 🙁 abrazos

    • Hola, Mariana,

      si las vas a batir y filtrar la pulpa para quedarte sólo con el zumo, no, no debes pelar nada. Qué suerte que las encuentres sólo con la cáscara, es como más propiedades tienen.

      Un abrazo,

      K

  5. Gem dice

    Hola Consol. Hice leche de semillas de calabaza con su fibra, remojadas, batidas y filtradas y demás, con la intención de hacer esta receta…., pero flash!, me olvidé de comprar las naranjas. Así que para matar las ganas, me tomé medio vaso de la leche sola, sin más… Madre mía, no sabes la indigestión que me cogió…. Tuve durante mucho rato un dolor de estómago importante…, y quería preguntarte si sabes porqué será. El caso es que tengo el resto de la leche en el frigo, y tengo las naranjas…., pero claro, me da miedo volverlo a intentar. No sé si es que la leche sola es de por sí indigesta, y con las naranjas se asimila mejor.., o en fin no sé, no sé que pasó.Por ello te quería preguntar, gracias.. Por cierto, la pulpa del filtrado se puede aprovechar?

    • ¡Uy, Perséfone!

      Pues qué cosa más rara me explicas. En absoluto te debe sentar mal esa leche. ¿Igual habías comido algo antes y la mezcla no te sentó bien? La naranja en este zumo aporta betacarotenos, azúcares y vitamina C extra. No tiene una función digestiva.

      Yo me la hago bastante, esta leche, y no me sienta mal. Y no sólo yo, sino muchos seguidores me han comentado que la han hecho y el feedback ha sido siempre “deliciosa”. Así que no hay que buscar la razón en la leche, sino en otra cosa… Qué comiste antes, si la calabaza estaba en buen estado, etc.

      Una vez haces la leche, la parte más digestiva, la fibra ya apenas tiene propiedades. Quedaron todas disueltas en el agua. La fibra en los alimentos sirve sólo para el tránsito intestinal. Yo la descarto.

      Besitos y a ver qué pasó con esa calabaza…

      Muas!
      Consol

  6. me parece espectacular!!!! la probare sin duda, lo de la nata de tahin genial!!!

  7. Que pintaza!

    Las semillas de calabaza puedo usar las que saco de una calabaza, así frescas?

    Gracias!
    Gloria.

    • Hola, Gloria,

      claro que sí. Esas, todavía mejor… porque si no, qué hacemos… acaban en el cubo de la basura. Tan bellas y vitales como son.
      Qué desconectados estamos de nuestra Naturaleza originaria, ¿verdad?
      También las puedes deshidratar y guardar en botes de vidrio bien tapadas, si no quieres usarlas inmediatamente.

      Un abrazo,
      Consol