Leches y natas vegetales. Zumos y batidos, Recetas
comentarios 6

Leche especiada de avellanas con cacao calentita para el invierno…

Leche de avellanas con cacao

…o fresquita para el verano.

Sí, sí, las bebidas vivas y naturales, ya sean dulces o saladas, las podemos calentar un poquito en invierno, en los meses de frío. No por calentar un poco vamos a perder todos los beneficios y ventajas nutritivas de nuestros alimentos y sí que vamos a beneficiarnos del confort de una bebida tibia e incluso calentita —o fresca— según nos apetezca en cada estación. Para calentar, lo mejor es evitar poner la bebida en el fuego. En vez de usar fuego, podemos añadir el agua ya caliente en el momento de batir, muchísimo mejor. Así nos aseguramos que el agua está a una temperatura correcta: sumerge un dedo en el agua y decide cuál es la temperatura, que no te queme, que le quieres dar a tu bebida.

Y es que, ¡brrrrrr! Madre mía qué frío estos días, ¿verdad? Sí o sí apetece una bebida bien calentita, ¿no te parece? Y ésta que te dejo hoy aquí se prepara en un periquete, así que es ideal para cuando tengas menos tiempo entre semana, que vamos todos siempre súper ocupados pero eso no es motivo para dejar de cuidarse, no, no, ¡al contrario!

Además, este chocolate calentito es una delicia. Eso sí, hay que tener en cuenta que para preparar la leche vegetal mejor remojar una taza de avellanas crudas durante unas 8 horas y luego enjuagarlas bien antes de utilizarlas. 

Aquí viene la receta, apunta, apunta, te va a encantar.

Tiempo de preparación: 10 min Tiempo de cocción: no necesita Listo en: 10 minutos
Para 1 litro

Ingredientes

2 tazas de avellanas, remojadas durante 8 horas o durante la noche y lavadas
1 litro de agua caliente al gusto, preferiblemente a unos 40 ºC
2 c soperas de alagarroba en polvo cruda
2 c soperas de cacao en polvo crudo
2 c soperas de sirope de arce o azúcar de coco
1 pellizquito de sal
1/2 c pequeña de semillas de vainilla
1 c pequeña de canela en polvo
1 c pequeña de jengibre en polvo

Leche vegetal de avellanas

Método de preparación

Para preparar esta leche, combina las avellanas ya lavadas con el agua tibia en una batidora de vaso, bate bien y cuela con un colador de malla fina o con una bolsa para hacer leches vegetales, como hago yo.

Una vez filtrada, vuelve a colocar la leche en la batidora de vaso y añadelas  2 cucharadas soperas de cacao en polvo y 2 cucharadas soperas de algarroba en polvo cruda, 1/2 c. pequeña de semillas de vainilla, 1 c. pequeña de jengibre en polvo, 1 c. pequeña de canela en polvo y un pellizquito de sal marina o sal del Himalaya.

Y ya está, ahora bate bien en la batidora de vaso hasta obtener una bebida homogénea.

Una delicia, ya lo verás. si no tienes avellanas, las puedes sustituir por cualquier fruto seco de tu elección. Ah, y no te olvides que los frutos secos que venden pelados no suelen ser crudos, cómparalos crudos y con la piel y luego los remojas —los activas— y lavas bien. La piel no hace falta que la quites, se queda en el colador o en la bolsa de hacer leches vegetales.

Esta bebida calentita no sólo te ayudará a refugiarte del frío en estos días, sino que te aportará ácidos grasos esenciales, minerales, vitaminas, proteínas y el efecto termogénico de la canela y el jengibre te ayudarán a calentarte mejor. Es más, esta bebida contiene todos los aminoácidos esenciales, es rica en el complejo de la vitamina B, vitamina E y K, es rica en calcio, fósforo, potasio, selenio, sodio, zinc, magnesio y es riquísima en cobre, hierro y manganeso.

¿Es muy energética? Pues sí, te dejará cargado de energía para todo el día.

Pero, ¿es muy calórica y muy grasa? Pues mira, en esta receta hay para un litro de leche chocolateada. Si te tomas medio litro, estás tomando unas 220 kcal, muy poquito, y sólo unos 6 gramitos de grasa natural y saludable; no se te olvide que nuestros órganos vitales necesitan de ácidos grasos esenciales de buena calidad para su salud y correcto funcionamiento.

Bueno, esta maravilla de leche con cacao la tienes que probar, estoy segura que la tomarás más de un día y más de dos.

¡Bon appétit!

6 comentarios

  1. Ana Ellacuria dice

    Muchas gracias, Kijimuna.
    Tiene una pinta estupenda y me apetece montón.
    Me he comprado todos los ingredientes que citabas en tu anterior receta de chocolate a la suiza. Pero estoy como una tonta sin hacer nada porque no me decido a comprar la batidora. No se cual elegir, porque veo muchas de precios variados y algo he leído de cuchillas que calientan o no….
    Todos los días me como una oncita de chocolate negro. Es vivificante.
    Pues estoy deseando probar esto.
    Gracias por tu generosidad. Un abrazo

    • Gracias a tí, preciosa, por tu comentario.

      No te preocupes por lo de las cuchillas, todas calientan al cortar. Pero no son unas temperaturas elevadas. Sólo hay que tocar el vaso de la batidora y seguirá frío.

      ¡Ánimos! Yo te aconsejo que te compres la mejor que puedas. Verás que la vas a usar mucho, y si no son de una calidad mínima las “quemarás” en seguida.

      Un abrazo,
      K

  2. María dice

    Muchísimas gracias por compartir esta saludable, rica y reconfortante receta para estos días tan frias, una duda me es díficil encontrar frutos secos crudos eco, sabes de alguna tienda online de confianza donde vendan?? De antemano gracias, Un abrazo

  3. Gem dice

    Hola. Me podrías decir por favor dónde conseguir las semillas de vainilla?, no las encuentro. Sirve igual con vainilla en polvo?, gracias!

    • Hola, Gem,

      sí, es lo mismo. Las semillas de vainilla las venden ya en botecitos o las puedes obtener raspando una vaina de vainilla.

      Un abrazo,
      K

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *