Dulces sin culpa, Recetas
Deja un comentario

Los beneficios de la piña. Tartaletas de mousse de piña y mousse de frutos del bosque

Tartaletas de mousse de piña y mousse de frutos del bosque

La piña es una fruta de muchas propiedades. Es, sobre todo, muy enzimática; contiene tres importantes enzimas, bromelia, extranasa y ananasa. Es rica en hidratos de carbono de absorción lenta, tiene un alto contenido de proteínas vegetales y es abundante en potasio, yodo y vitaminas A, B y C. Se compone de un 85% de agua, lo que la hace muy hidratante, y tiene un alto contenido de fibra, lo que la hace convierte en beneficiosa para nuestra salud intestinal lo que favorece nuestro sistema inmunológico. Tiene muy bajo nivel calórico y es muy diurética, lo que la convierte en una fruta ideal para añadir a un detox y para ayudar a la eliminación de líquidos. También es germicida y antiinflamatoria, es una fruta ideal para limpiar nuestro organismo y prevenir muchas molestias digestivas e intestinales y facilita la asimilación de proteínas.

Tiempo de preparación: 10 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 8 h.
Para 8–10 tartaletas

Ingredientes

Para la base
200 gr de nueces peladas crudas, remojadas durante la noche
75 gr de pasas, remojadas durante dos horas
1 c. sopera de chía, recién molida
1/2 taza de agua filtrada o de manantial
1 c. pequeña de ralladura de manadarina o naranja

Para la mousse de piña
1 piña, pelada y troceada, no descartar el centro
2 c. soperas de mantequilla cruda de almendras
2 c. soperas de manteca de coco
1 c. pequeña de jengibre molido

Para la mousse de frutos del bosque
1/2 taza de frutos del bosque (moras, arándanos, frambuesas, grosellas)
1/2 aguacate
2 c. soperas de sirope de ágave o azúcar de coco
1 c. sopera de de canela en polvo, para decorar

Método de preparación

Colocar todos los ingredientes para la base en un robot de cocina y triturar hasta obtener una masa suave y modelable. Necesitarás vasitos para flan o para tartaletas, o moldes para muffins para dar forma a las bases de las tartaletas. Hacer porciones de la masa y cubrir modelando con los dedos sobre las paredes de los moldes. Deshidratar a 42 ºC durante 6 horas, desmoldar con cuidado y deshidratar 2 horas más. Dejar enfriar y reservar.

Colocar todos los ingredientes para la mousse de piña en una batidora de vaso y batir hasta obtener una mousse suave. Reservar en la nevera durante al menos 4 horas.

Antes de montar las mini tartaletas, preparar la mousse de frutos del bosque colocando todos los ingredientes menos la canela en una batidora de vaso y batiendo hasta conseguir una mousse de consistencia suave.

Servir la mousse de piña en las tartaletas. Decorar con la mousse de frutos del bosque y espolvorear una pizca de canela en polvo.

¡Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *