Dulces sin culpa, Recetas

Manzanas bañadas en carawmelo

La receta de hoy es súper sencilla, pero igualmente deliciosa y saludable.

A mí me remonta a la infancia y a los puestos callejeros de golosinas donde se vendían manzanas bañadas en caramelo rojo. Afortunadamente, mis padres pensaban que estos dulces eran venenosos, así que nunca los pude comer de pequeña. Pero confieso que de mayor las compré un par de veces, más por lo vistosas que son y por los recuerdos de niña que por otro tipo de placer; reconozco que el baño de caramelo rojo no sólo no me parece saludable, sino que ni siquiera me es agradable al paladar. Toda una suerte que no me gusten.

Sin embargo, esta receta que te dejo hoy para hacer manzanas bañadas en carawmelo no sólo es deliciosa, sino que es 100% salud, una “chuche” muy saludable para los más pequeños de la casa y para los que parece que no han acabado de dejar los gustos de la infancia.

Para preparar el carawmelo utilizaremos la receta para la mermelada de ciruelas raw. Las ciruelas secas, o ciruelas pasas, son muy energéticas. Se recomiendan a deportistas, estudiantes y a aquéllos que realizan trabajos con esfuerzo físico en general. Las ciruelas pasas tienen más concentración de nutrientes que las frescas. Son ideales para la salud intestinal, para prevenir las malas digestiones, para prevenir el cáncer de colon y reducen el colesterol. Protegen de problemas cardiovasculares y reducen el riesgo de formación de coágulos en la sangre. Son ricas en fibra, fósforo, hierro, sodio, magnesio, calcio, cobre, zinc, selenio, vitamina A, C, B1, B2, B3, B6, B9, D y E.

Aquí va la receta.

Tiempo de preparación: 5 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 5 min.
Para 2 personas

Ingredientes

2 manzanas golden, o cualquier otra variedad dulce
mermelada de ciruelas al gusto, en un bol o plato pequeño un poco hondo
1 palito de madera para helados o para lollypops
2 c. soperas de semillas de sésamo blanco
2 c. soperas de semillas de cáñamo

Método de preparación

Quitar el rabito a lsa manzanas y pincharlas con el pinchito en la base. Asiendo el pinchito de madera, hacer rodar cada manzana por la mermelada de ciruelas hasta que esté cubierta. Ayúdate de una cuchara o una espátula para las zonas donde no se distribuya bien la mermelada.

Mezcla las semillas en un plato pequeño plano y haz rodar la manzana por las semillas. Y ya está lista tu manzana bañada en el más rico y saludable caramelo.

A partir de esta receta base puedes crear mil variaciones. Prepara otras mermeladas crudas con sólo fruta seca y agua o baña tu manzana en otro tipo de semillas, frutos secos troceados, coco rallado, algarroba… Tú pones la imaginación.

Bon appétit!