Aderezos y salsas, Platos principales
comentarios 3

Melanzane al pomodoro: to be? Or, not to be?

melanzana

Esta receta es un remake de una receta tradicional italiana, pero en su versión cruda, para que podamos beneficiarnos de todos los nutrientes de sus ingredientes en su estado más puro.

Desafortunadamente, los hábitos culturales nos han llevado a cocinar los alimentos que consumimos en su totalidad (o casi en su totalidad), deprivándonos de la mayor parte de sus nutrientes y enzimas tan necesarios para nuestra salud.

Al consumir alimentos cocinados y procesados el cuerpo reacciona con lo que se conoce como leucocitosis postpandrial. La leucocitosis postpandrial (o leucocitosis digestiva) es el aumento de leucocitos después de comer alimentos cocinados/procesados. Se trata de una respuesta inmunitaria que indica que el cuerpo está defendiéndose de compuestos que identifica como amenazas. ¡Curiosamente, no ocurre después de comer alimentos crudos! Cuidar del sistema inmune es clarísimamente una razón de peso para añadir crudos a la dieta… O, finalmente, para dejar de comer cocinado. Cada vez son más los  biólogos, médicos y profesionales de la salud que reconocen que las enfermedades degenerativas y las inflamatorias no debieran existir con una nutrición y una calidad de vida adecuadas —sin polución, sin estrés, practicando ejercicio.

Es por esto que éste, y otros platos de Kijimuna’s Kitchen, siguen una línea claramente crudivegana. Lo puedes tomar tal cual, a temperatura ambiente, o puedes calentarlo a temperatura baja durante unos 5 minutos: en el horno a 50 °C y la puerta del horno entreabierta. Lo ideal, para no destruir las tan preciadas propiedades de los alimentos, es que la temperatura (si es que calientas tus alimentos) no sobrepase los 42 °C.

Y, tú, ¿qué opinas? ¿Crudo? O, ¿no crudo? To be? Or, not to be?

Tiempo de preparación: 15 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 15 min.
Para 2 personas

Ingredientes

Para las berenjenas
1 berenjena
1/2 limón, el zumo
1 pellizquito de sal marina

Para la salsa
4 tomates maduros
6 tomates secos
1/2 chalota pequeña
1 ajo, chafado y con la piel
1/2 limón, el zumo
1/2 taza de avellanas, remojadas durante la noche
2 c. soperas de aceite de oliva
1 c. pequeña de orégano

Método de preparación

Cortar las berenjenas a rodajas finas (unos 3 mm de grosor), colocar en una fuente de cristal o barro y sazonar con el limón y la sal. Mezclar masajeando suavemente con los dedos y dejar reposar mientras preparamos la salsa de tomate.

Para la salsa de tomate, combinar todos los ingredientes troceados en una batidora de jarra y batir hasta obtener una crema homogénea.

Servir las rodajas de berenjena en platos y decorar con la salsa y unas hojitas de perejil.

¡Bon appétit!

3 comentarios

  1. Mónica dice

    Hola,

    Desde que me introduje al mundo del crudo nunca me atreví con las berenjenas, por todo lo que leí acerca de su toxicidad ( lo mismo con la patata, batata y judía verde, las cuales cocino). Ahora tengo unas berenjenitas de mi huerto y no sé si cocinarlas o probar una versión marinada como la que propones aquí. ¿Es seguro consumirlas crudas?

    Saludos

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Hola, Mónica,

      claro que es seguro. El limón rompe la solanina y acaba con la toxicidad. También puedes macerarlas con tamari o con agua de mar.

      Un abrazo,

      K

  2. Mónica dice

    Gracias por tu respuesta.

    Ya las he probado maceradas y he repetido varias veces porque son realmente ricas.

    También tenemos ahora en el huerto muchas judìas verdes, pero de ellas ya dijiste que, como la patata, no son recomendables crudas. Yo las hago al vapor.

    Me quedan pendientes en crudo el boniato, la alcachofa y las mazorcas de maíz. De estas últimas también está dando ahora la huerta. Las consumo al vapor generalmente, pero la última vez estuvieron muy poco tiempo y salieron semicrudas. Si conoces alguna manera interesante de crucinarlas, es bienvenida.

    Lo único que cuezo son los cereales, aunque alguna vez los germino. Y en cuanto a las legumbres, las germino, pero la mongeta o judía blanca siempre la cuezo porque creo que no es germinable, de hecho probé hace tiempo y se pudrió. Cualquier información al respecto es de agradecer.

    Gracias de nuevo y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *