Dulces sin culpa
Deja un comentario

Mousse de té verde y arándanos

green-tea-mouse

El té verde tiene un papel destacado en nuestra dieta alimenticia, ya que está destinado a prevenir el desarrollo del cáncer, pues –de entre todos los alimentos– es el que tiene un mayor contenido de moléculas anticáncer.

De hecho, más de un tercio del peso de las hojas del té está formado por catequinas, moléculas con la propiedad de actuar sobre un número de procesos asociados a las células cancerosas.
La clave para beneficiarse plenamente de las propiedades del té verde es elegir las variedades que contienen cantidades más altas de catequinas y consumirlas con regularidad para que se mantengan en sangre las cantidades necesarias de estas moléculas.
Es preferible elegir las variedades japonesas de tés verdes –más ricos en catequinas–, y dejar las hojas en infusión de 8 a 10 minutos con el fin de extraer estas moléculas al máximo.
Tres tazas de té verde a lo largo del día te permitirá alcanzar la cantidad de catequinas necesarias para evitar la progresión del cáncer.

También puedes preparar otras recetas con té verde. A continuación una receta con matcha –té verde en polvo– y otros súper alimentos.

Tiempo de preparación: 5 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 2 horas
Para 6 personas

Ingredientes

200 g de manteca de cacao
1 taza de crema de almendra (batir 1/4 taza de almendras crudas peladas + 3/4 taza de agua)
3 cucharadas soperas de matcha (té verde en polvo)
6 cucharadas soperas de néctar de ágave (o tu malta/sirope preferido)
1/2 taza de arándanos, chafados con un tenedor de manera no homogénea

Método de preparación

Empieza cortando en pedazos la manteca de cacao. Derrite la manteca de cacao al baño María.
Coloca la crema de almendras, el matcha, la malta y la manteca de cacao en un batidora de vaso y bate hasta conseguir una crema suave. Sirve la crema resultante en vasitos y decora con los arándanos.
Reservar en el refrigerador durante unas 2 horas, para que la crema gane consistencia de mousse, y servir.

¡Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *