Dulces sin culpa, Fermentos y kéfir vegetal, Quesos vegetales

Requesón de avellanas con madroños

Requesón de avellanas y coco con madroños

Este requesón de avellanas y kéfir de coco ha estado fermentando durante 48 horas. Tiene una textura suave y esponjosa y un sabor entre ligeramente agrio y dulce. Un probiótico sencillo y lleno de vida que te ayudará a equilibrar tu sistema digestivo y potenciar tu sistema inmunitario.

Lo puedes preparar rápidamente, es bien sencillo. Sírvelo con fruta de temporada y un chorrito de sirope de ágave si te apetece dulce.

Tiempo de preparación: 10 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 48h.
Para 2 personas

Ingredientes

100 gr de avellanas crudas, peladas y recién molidas
3/4 taza de kéfir de coco
1/2 taza de madroños
sirope de ágave al gusto (opcional)

Método de preparación

En un recipiente de cristal combinar el kéfir de coco y las avellanas, mezclar bien con una cucharada de madera, tapar y reservar en un lugar oscuro, fresco y seco durante 48 horas, tiempo durante el cual el requesón estará fermentando.

Una vez pasadas las 48 horas, el requesón estará esponjoso y habrá creado algunas burbujas de aire de la fermentación. Usar un aro y servir en un plato. Decorar con los madroños y sirope de ágave al gusto.

¡Bon appétit!

Entradas relacionadas

¡Exquesito! Queso viejo de semillas de girasol
Lasagna express con brotes de lentejas y shiitake
Ensalada con queso azul y green smoothie con agua de mar
Pastel crudivegano de queso y arándanos

7 comentarios

  1. María dice

    ¿Se pueden sustituir las avellanas por algún otro fruto seco?

    • Consol@Kijimuna dice

      Hola, María,

      claro, se pueden substituir por el fruto seco que quieras. Te recomiendo la almendra, que es el fruto seco más saludable.

      Yo raramente cocino con frutos secos, este postre es una excepción. Los quesos los prefiero con semillas activadas –remojadas en agua durante la noche y el agua descartada–, mi favorita es la de girasol.

      Saludos,
      K

  2. Irene dice

    Qué rica receta, ¡tiene que estar buenísimo! ¡Muchas gracias por ofrecérnosla!

    Un par de dudas: ¿Se podría fermentar con rejuvelac en lugar de kéfir?
    Cuando haces el kéfir de coco ¿haces la leche o la compras?

    ¡Saludos y muchas gracias!
    Irene

    • Hola, Irene,

      gracias a tí por comentar 🙂

      Sí, se puede hacer con rejuvelac, aunque el kéfir de coco le da una cremosidad extra.
      A mí me gusta hacer la leche de coco yo, bien a partir del coco joven o del viejo, e incluso con coco rallado y añadiendo agua al gusto y batiendo.

      Un abrazo,
      K

      • Irene dice

        muchísimas gracias de nuevo!

        Así, haces la leche de coco y la fermentas con el kéfir de leche, entiendo. ¿No es demasiado grasa la leche de coco para tomarla habitualmente?

        ¡Un abrazo!
        Irene

        • Hola,

          puedes fermentarla con kéfir de agua.

          No, la leche de coco cruda es saludabilísima, la puedes tomar cada día, en cantidades razonables, claro, y tiene muchísimas propiedades beneficiosas. Fíjate que incluoso contribuye a disminuir el colesterol malo, es antivírica y antifúngica. Una maravilla.

          Un abrazo, Irene.

          K