Dulces sin culpa
Deja un comentario

Tarta de crema de mandarina

mandarin-cream-cake

La temporada alta de las mandarinas es de principios de invierno a la primavera.

Las mandarinas frescas son un exquisito bocado listo en porciones. Sólo hay que retirar la piel y ya tenemos un tentempié delicioso y refrescante lleno de nutrientes. Las mandarinas son fáciles de pelar y de llevar, así que las podemos convertir en un componente esencial de nuestra fiambrera.

Para aquellos días con un poco más de tiempo para disfrutar de un fino postre, sano, nutritivo y goloso, te sugiero esta receta casi 100% cruda para disfrutar al máximo de sus propiedades.

Tiempo de preparación: 20 min. Tiempo de cocción: 5 min. Listo en: 4–5 horas
Para 8 personas

Ingredientes

Para la base
2 tazas de almendras crudas, peladas y recién molidas (puedes usar un molinillo de café)
la piel de una naranja mediana, recién rallada
6 dátiles deshuesados
1 pellizquito de sal
1/2 c. pequeña de semillas de vainilla

Para la crema
1 c. sopera de agar–agar, remojada en agua durante 10 min.
1/2 taza de agua de manantial
100 gr. de manteca de cacao
6 mandarinas, peladas y la fibra blanca descartada
1 c. pequeña de semillas de vainilla
10 gotas de extracto de estevia
250 ml de crema de almendras (batir 1/4 taza de almendras crudas peladas + 3/4 taza de agua)
2 c. soperas de cacao puro en polvo

Método de preparación

Para la base
Combinar todos los ingredientes en una batidora de jarra hasta obtener una pasta homogénea. Con la mitad de la pasta, cubrir la base de un molde para pasteles con aro desmoldable. Reservar en el refrigerador mientras preparamos la crema.

Para la crema
En una cazuela pequeña, cocinar el agar–agar con el agua a fuego lento, tapar removiendo de cuando en cuando hasta que el agar–agar se disuelva (5 – 10 min.). Retirar del fuego y reservar hasta que no queme al tacto. Añadir la manteca de cacao y remover enérgicamente hasta que la manteca se disuelva completamente. Reservar cubierto mientras se prepara el resto de ingredientes.
Colocar el resto de ingredientes excepto el cacao en polvo en una batidora de vaso y batir hasta obtener un puré suave. Añadir el agar–agar con la manteca de cacao y batir de nuevo.
Sacar el molde con la base del refrigerador y añadir una capa de crema de mandarina.  Colocar el molde en la nevera durante 15 minutos para que la crema de mandarina obtenga un poco de consistencia. Después de 15 minutos, sacar de la nevera y con cuidado (la crema aún estará un poco blanda) añadir una segunda capa de base de almendras. Cubrir con una segunda capa de crema de mandarinas y reservar en el refrigerador durante 4 horas.

Una vez pasadas las 4 horas y la crema haya ganado consistencia, sacar del refrigerador y, usando un colador pequeño como tamizador, espolvorear con el cacao en polvo.
Desmoldar y servir.

¡Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *