Leches y natas vegetales. Zumos y batidos, Recetas
Deja un comentario

Batido de fruta y más cositas ricas

Batido proteico de algarroba y fruta

Esta receta es para un batido express especialmente indicado para cuando tengas ganas de algo dulce, muy energético y muy nutritivo. La base es de plátano y espinacas y viene como anillo al dedo para aquellos días en los que practicamos ejercicio intenso.

Además, tiene el plus de ser un batido delicioso. Con la cantidad de ingredientes en la receta podemos preparar dos batidos grandes. Si quieres, lo puedes compartir. Aunque si vienes de practicar ejercicio intenso, probablemente lo quieras todo para tí. ¡Ha!

Generalmente, yo no consumo plátanos. Así que esta receta es poco común en mi dieta. Los plátanos son demasiado calóricos para la actividad física que realizo y tienen un índice glicémico muy alto, cosa que no favorece la estabilidad del sistema inmune. Cada uno es diferente y necesita una dieta diferente, y a mí los plátanos no me acaban de  sentar bien. Sí que me gustan, son bien ricos, pero simplemente no son parte de mi dieta. Eso sí, el día que practico mucho ejercicio, tengo la excusa perfecta para recobrar energías con una recetita a base de plátanos como la que comparto aquí. Esta semana estoy entrenando bastante intensamente, hoy igual incluso me pasé, ¡ha!, inaugurando el día corriendo 24 km. Así que me he ganado mi ración de platanitos.

Dicen que los plátanos son la fruta de la felicidad porque contribuyen a subir los niveles de serotonina, combatiendo la depresión y el nerviosismo. Aunque todo depende del cristal con que se mire, porque los ayunos prolongados también combaten la depresión y el nerviosismo, aunque con otros procesos químicos.

Un plátano mediano contiene aproximadamente 105 kcal. Contiene también todos los aminoácidos esenciales —las proteínas que necesitamos incluir en nuestra dieta— en diferente proporción, son muy ricos en el complejo de la vitamina B (sobre todo la vitamina B6), vitamina C y minerales —cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y en menor proporción calcio, flúor, selenio, sodio y zinc.

La algarroba, que también se utiliza en este batido en polvo, es un alimento muy energético y nutritivo. Es rica en proteínas y carbohidratos pero baja en grasas. Contiene carotenoides (precursores de la vitamina A, tan saludables para la salud de la piel, cabello y uñas), polifenoles (poseen propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, antioxidantes, antibacterianas, bajan los triglicéridos y el colesterol malo, suben el colesterol bueno), rica en minerales (calcio, magnesio, fósforo, azufre, sodio, potasio, cobre, hierro, manganeso, selenio, zinc) y vitaminas A, C, E y complejo de la vitamina B.

Generalmente, la algarroba que encontramos molida en las tiendas ha sido previamente tostada. Nos interesa comprarla cruda, ya que tiene mayor calidad nutritiva que la convencional y un mayor contenido de fitonutrientes y nutracéuticos y mayor calidad nutritiva en general. En crudo tiene un gran poder antioxidante y de antienvejecimiento celular, ayuda a regenerar las células, tiene un efecto detox, es altamente alcalinizante y beneficiosa para el sistema inmune. Aún así, hay a quien no le sienta bien la algarroba, siempre la podrás sustituir por cacao en polvo.

La proteina de cáñamo (opcional en esta receta) se elabora en frío  a partir de la semilla del cáñamo y es conocida por ser la proteína más biodisponible del mundo vegetal. Contiene todos los aminoácidos esenciales y otros aminoácidos necesarios para el crecimiento infantil. Estimula el sistema inmune, contiene los ácidos grasos esenciales omega 3, 6 y 9 en proporicones ideales y es una fuente muy importante de vitamina E y complejo B y minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro. Mira, de pronto, este batido tan bueno para recobrar fuerzas se ha convertido en un batido ideal para los peques de la casa, ya que estimula el crecimiento y aporta nutrientes esenciales difíciles de encontrar en el reino vegetal. ¡Fantástico! ¿No? Además, es un batido muy suave y dulcecito, con ése sabor dulce y con notas de chocolate que gusta a todos los niños.

Bueno, ya no me extiendo más. Te dejo a tí para que investigues las propiedades nutritivas de la manzana y las espinacas; que tan popularmente se conocen como alimentos de salud y fuerza.

Aquí sigue la receta, verás que sencillísima y qué placer más puro; te recargará de energía, será tu alimento y también tu medicina.

Ingredientes

2 plátanos, pelados y troceados
1 manzana roja, troceada con la piel y las semillas (opcional, puedes añadir otro plátano si no quieres añadir manzana)
100 gr de espinacas baby
1 taza de cubitos de hielo
3 c soperas de algarroba en polvo (o 1,5 c. soperas de cacao en polvo)
2 c soperas de proteína de cáñamo (opcional, la verdad es que es un plus, y no le hace falta para elevarte al séptimo cielo cuando pruebes este súper batido)

Método de preparación

Colocar todos los ingredientes en una batidora de vaso y batir. Servir en vasos para batidos y disfrutar fresquito.

¡Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *