Entrantes, Platos principales, Recetas
Deja un comentario

Ensaladita de wakame, coco fresco y tomate

Ensalada de coco fresco y tomate

Mira esta ensaladita que se prepara en un momento.

Es súper refrescante, ligera y sencilla y será siempre un entrante ideal en cualquier ocasión. Si tienes invitados la puedes servir de primer plato, se prepara en un visto y no visto, y dedicar un poco más de tu tiempo para preparar el resto de la cena y el postre.

Si no tienes invitados, pues es una ensalada ideal para aquéllos días que decidas comer sencillo pero muy nutritivo.

Puede que no encuentres el coco fresco de la lista de ingredientes, no importa; también puedes utilizar coco deshidratado en láminas, previamente hidratado en agua filtrada o de manantial durante 15 minutos y el agua descartada. Le dará un contrapunto dulzón ideal que combina de maravilla con el resto de ingredientes.

Tiempo de preparación: 10 min Tiempo de cocción: no necesita Listo en: 10 min
Para 2 personas

Ingredientes

Para la ensaladita
1 coco fresco, la pulpa o coco deshidratado en láminas, hidratado en agua durante 15 minutos
1 tomate maduro, cortado en cubitos
1/2 aguacate, cortado en cubitos
1 manojo de perejil, picadito
1/2 taza de algas wakame, remojadas en agua durante 30 minutos y lavadas
1/2 taza de setas shiitake frescas, laminadas
1 naranja, el zumo

Para decorar
Hojas de capuchina, al gusto u hojas baby de espinacas, al gusto
Flores de ajo salvaje, al gusto o ajo deshidratado en polvo, al gusto

Método de preparación

Combinar todos los ingredientes para la ensaladita menos el zumo de naranja en un bol y mezclar suavemente con la ayuda de una cuchara. Regar con el zumo de naranja y mezclar de nuevo suavemente.

Para servir, en un plato, haz un lecho con hojas verde oscuro. Yo he utilizado hojas de capuchina, son picantitas, pero puedes utilizar lo que tengas a tu alcance o encuentres fresco de temporada. Servir la ensaladita aliñada con el zumo de naranja y decorar con flores de ajo salvaje. Si no encuentras flores de ajo salvaje, puedes decorar con un poquito de ajo deshidratado en polvo o de cebolla blanca picadita.

Sencillo, ¿no? Nutritivo y delicioso al mismo tiempo, ya verás, te sorprenderá; es refrescante e hidratante y no necesita más aliño que el de las frutas.

¡Bon appétit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *