Dulces sin culpa, Leches y natas vegetales. Zumos y batidos, Recetas
comentarios 22

Bananamisú, un dulce decadente, nutritivo y antianémico

Bananamisú

Hola amores, viernes ya. Y mira qué tengo preparado para tí, por si te apetece prepararte un dulce bien saludable este fin de semana. Mira, si es rico y es saludable, con muchos minerales y muy vitalizante, pero con muy poquitos ingredientes, para una más fácil digestión y asimilación de nutrientes, y sin ningún tipo de azúcar extra añadido, ni siquiera de los más naturales y conscientes, sólo el azúcar que viene en la fruta.

Es un dulce delicioso, cremoso, decadente y con cero culpa para disfrutar en ocasiones puntuales, ya que es bastante rico en grasas, pero grasas saludables. Ya sabes que las grasas saludables no sólo son buenas sino imprescindibles para nuestra salud, y ésta de aquí, es una de las mejorcitas que puedas añadir a tu dieta. Proviene del coco, no de semillas y frutos secos más difíciles de digerir, y tienes que tener en cuenta que los ingredientes del coco que utilices —pulpa, leche, aceite o manteca— no estén procesados ni calentados a altas temperaturas, porque entonces la grasa del coco, como la de cualquier otro aceite saludable, se enrancia y pasa de ser beneficiosa, rejuvenecedora y antioxidante a ser un agente oxidante, ensuciante y un envejecedor celular entre otras cosas. Así que, crudito y sanito, como nos gusta a nosotros, ¿verdad?

En cuanto a dulces de coco, yo prefiero utilizar la grasa, sí, sí, y no me engorda. Mucho mejor que la pulpa, que, en el caso del coco, sobre todo el verde o joven, es muy rica en almidón.

Las grasas del coco son ricas en ácido oleico, como el aceite de oliva, así que también aporta los beneficios de éste, ayudando en la regulación del colesterol cuando lo tomamos en pequeñas dosis, previniendo enfermedades cerebrales degenerativas, funcionando como digestivo y ayudando en el tránsito intestinal. Aunque apenas contiene omega 3, tampoco contiene omega 6, con lo cual no contribuye al desequilibrio de omegas típico de la dieta contemporánea de comidas preparadas sin consciencia.

Aunque se trate de grasas saturadas, nada tienen que ver con las grasas saturadas de origen animal, son un tipo de grasas de cadena media, de muy fácil digestión y, a nuestra temperatura corporal, es completamente líquida —no como las grasas animales, que son sólidas en nuestras arterias— contribuyendo a la salud cardiovascular, dotando a los vasos sanguíneos de elasticidad y contribuyendo a su salud y a la eliminación de tóxicos.

Las grasas crudas del coco estimulan el metabolismo, especialmente en ayunas, con lo cual pueden tener un efecto adelgazante. El aceite de coco es antivírico y antibiótico, y se recomienda en el tratamiento de cándidas.

En esta receta vamos a combinar los derivados del coco con plátanos maduritos, cuanto más maduro el plátano, menor cantidad de almidón tendrá. Sí, sí, el plátano, si no madura en la planta y al sol, contiene almidón, aunque madure en las estanterías, fruteros y neveras. Por eso, a veces, cuando comemos plátano nos repite, porque el almidón es non grato para nuestro sistema digestivo. El ser humano está preparado para digerir de manera óptima sólo azúcares y grasas. El plátano es muy rico en carbohidratos y casi no tiene grasas, es un alimento que no engorda, al contrario de lo que se nos ha hecho creer. Y gracias a su contenido en potasio ayuda a contrarrestar los contenidos de sodio y favorece la eliminación de líquidos en nuestro cuerpo; es decir, no sólo no engorda, sino que es un buen aliado en las dietas de adelgazamiento. El plátano también es un regulador de nuestro sistema nervioso, ayudando en la recuperación de cuadros depresivos o ansiosos, mejora la circulación, la salud muscular, la salud de la piel y del cabello. ¿Qué más se puede decir? Habrá que poner plátanos en nuestra vida, ¿no?

Del resto de ingredientes, la maca y el cacao, bueno, seguiremos hablando en un futuro, son dos superalimentos, dos de tantos que vamos a ver, utilizar y degustar en diferentes recetas exclusivas en la serie de talleres que empiezo a impartir este año en Biospace, si aún no has visto los primeros talleres, clica en este link para más información. Tenemos, de momento, programados los dos primeros talleres, de Panes raw con súper alimentos y de Quesos fermentados y crudos, ya sabes, dos especialidades de la casa. Y es que este año, empezamos una aventura nueva con Biospace, donde veremos maneras deliciosas y creativas de incluir los superalimentos en nuestra dieta. ¿Te vienes?

De estos dos superalimentos que he utilizado, cacao y maca, el más desconocido de los dos, la maca, proviene de una raíz dulce originaria del Perú, utilizada ya desde el tiempo de los Incas por sus propiedades medicinales. Es revitalizante, un reconstituyente energético y recomendada en casos de anemia, ya que es muy rica en minerales, entre ellos el hierro, el zinc, el calcio, el yodo… Así que, chicas, que siempre tenemos más carencias de estos minerales, aquí tenéis un producto natural para refortaleceros.

Pero te dejo ya con nuestra recetita de hoy viernes, ¿eh? Ya sabes, si no tomas cacao porque es muy excitante para tí, acuérdate de la algarroba, también muy rica en minerales y muy antioxidante, aunque con un índice glicémico más alto.

Bananamisú

Bananamisú

Para 4 personas

Ingredientes

250 ml de leche de coco, con un mínimo de 80% de grasa
4 plátanos pequeños, maduros
1/2 c de vainilla en polvo
4 C de aceite de coco virgen crudo
1 C de maca en polvo
2 C de cacao crudo puro en polvo

Método de preparación

Necesitarás, antes de empezar, 4 vasitos o un molde rectangular desmoldable como el que he utilizado yo, de unos 20 cm por unos 8 cm. La verdad, es mucho más fácil y rápico hacerlo en vasitos de cristal, o bolcitos de cerámica. Pero es más estético el cristal para que se vean las capas.

La preparación es muy sencilla. Pela los plátanos, corta las puntas y corta los plátanos del largo necesario para que llegue a lado y lado de tu molde o vasito. Corta ahora los plátanos longitudinalmente y reserva.

En una batidora de vaso coloca los trocitos de plátano que hayan sobrado, la leche, el aceite de coco y la vainilla y bate hasta obtener una crema homogénea y bastante liquida.

En el recipiente de tu elección, crea una capa con la mitad de los plátanos y cubre con la mitad de la crema de coco. Espolvorea la crema de coco con 1/2 C de la maca, utiliza un colador pequeñito para que no se hagan grumos. Vuelve a espolvorear de manera homogénea ahora con la mitad del cacao en polvo.

Con cuidado, haz otra capa sobre la crema de leche con los plátanos que quedan. Vuelve a repetir la cobertura de crema de coco, la capa de maca y acaba con una capa de cacao en polvo.

Reserva en la nevera durante unas 12 horas o durante la noche para que la crema de coco gane consistencia. Una vez transcurrido este tiempo, ya podrás disfrutar del más cremoso y saludable dulce que puedas imaginar, no nos ha hecho falta ni añadirle un endulzante, ni siquiera de los saludables.

Si utilizaste un molde desmoldable rectangular como yo, con la ayuda de una espátula pequeña o un cuchillito separa el bananamisú de las paredes del molde, desmolda, corta en 4 trozos y sirve.

Si utilizaste vasitos, ya estás… Sólo tienes que servir y disfrutar.

¡Bon appétit!

22 comentarios

  1. mary rubio dice

    magnigica receta! me encanta porque transmites un monton de conocimientos y nos ayudas a comer mas conscientes.Deseando tener tu libro.un abrazo.

    • Bonita, gracias a tí,

      ojalá pudiera hacer más para ayudar a dar ideas en el día a día que nos ayuden a cambiar hábitos que nos perjudican.

      Entre todos podremos…

      Un beso,
      Consol

    • A ver, a ver… con la ilusión que me hace que hagáis estos postres sencillos y saludables… Y súper ricos. Desnganchan a cualquiera de los dulces no saludables.

      Besitos,
      C

  2. Alicia Bolado dice

    me ha sorprendido la info y alegrìa de este espacio, te felicito Consol!!!!

  3. Henar dice

    Hola Consol;
    He hecho el “Banamisu” el fin de semana,
    estaba muy rico pero la textura de la crema era muy líquida,como
    puedo conseguir esa textura de nata?.
    Un beso
    Henar

    • Hola, Henar.
      ¿Dejaste reposar las 8 horas mínimas en la nevera?
      Aquí el secreto de la textura está en el reposo y en el porcentaje de grasas de la leche de coco. Tiene que tener 80% de grasas para que no falle. Eso lo encuentras especificado en la etiqueta cuando compres la leche.
      A ver si la próxima vez hay más suerte.

      Un abrazo,
      Consol

  4. Silvina dice

    Hola
    Acabo de encontrar este fácil y, por las fotos, súper delicioso postre.
    Me queda una duda. en las fotos el chocolate aparece derretido ¿puede ser? ¿cómo lo lográs eso sin calentarlo?

    Gracias por la dedicación en las recetas y la información anexada a ellas.

    • Hola, Silvina.

      ¿Leíste bien la lista de ingredientes? Es que no hay chocolate 😉
      Es cacao en polvo.

      A ver si te animas a hacerlo. Sólo así descubrirás sus secretos.

      Un abrazo,
      C

  5. Juli dice

    Hola Consol! Que buena pinta tiene eso!! podré sustituir la leche de coco por la de almendras? ya que es la que tengo ahora en casa y la quería hacerrrrr jajaja,
    Gracias por tu generosidad! Un beso grande

  6. Helga dice

    Hola Consol,
    Ayer preparé esta receta y me ha quedado bastante bien, pero creo que la textura se puede mejorar.
    No encuentro ninguna leche de coco con el 80% de grasa, me recomendarias alguna marca o sitio en internet para adquirirla??
    Mil gracias , me encantan tus recetas y tu blog.
    Helga

  7. Puri Gonzalez Lage dice

    Consol es increíble este postre, gracias por darme tanta sabiduría y platos donde mi paladar se deleita sin ninguna culpa y sacia a la vez su gula .

    • Hola, Puri!

      Sí, al principio del cambio a una alimentación limpia estos postres saludables ayudan mucho, cuando se tienen antojos, ¿verdad? Aunque más adelante apenas se echan de meno postres no saludables. Al menos, así lo viví yo.
      Pero es cierto que para compartir, soluciones como ésta son ideales. Todos podemos comer a gusto y saludable.

      Un besito, guapa, y gracias por comentar.
      Consol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *