Dulces sin culpa, Recetas
Deja un comentario

Crêpes frutarianos con sólo tres ingredientes

Crêpes frutarianos con sólo tres ingedientes

Esta receta es muy reconfortante y un verdadero premio, sobre todo si antes hemos practicado algo de ejercicio intenso, pero no estresante.

Tiene sólo tres ingredientes, está diseñada para una merienda o desayuno suave pero lleno de energía que nos mantendrá ligeros a lo largo del día mimando a nuestro sistema digestivo.

Muchas recetas de crêpes crudiveganos tienen muchísimos ingredientes, que, al llegar a nuestro estómago y luego en nuestros intestinos, tienen que ser separados y procesados de manera adecuada para que podamos absorber sus nutrientes. En el fondo, todos estos ingredientes tan diversos no hacen falta para preparar una crêpe deliciosa y le dan trabajo extra a nuestro sistema digestivo.

En esta receta vamos a usar sólo dos ingredientes para la crêpe más suave, dulce y flexible; y otro ingrediente más para el relleno. Será un placer para los sentidos y un placer para nuestro sistema digestivo.

Tiempo de preparación: 5 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 8–12 h.
Para 4–6 crêpes medianos

Ingredientes

Para los crêpes
2 peras conference o limoneras, con la piel y las semillas, lavadas y cortadas a trocitos
1 plátano, pelado y cortado a trocitos

Para el relleno
2 plátanos, pelados y cortados en rodajitas
4 c. soperas de mermelada de ciruela
jengibre o canela en polvo (opcional)

Método de preparación

Colocar los ingredientes para los crêpes en una batidora de vaso y batir hasta obtener una crema suave y homogénea.

Repartir sobre las láminas de teflex del deshidratador en forma de círculos de unos 20 cm de diámetro. La masa debería llegar para unos 4 ó 6 crêpes, dependerá del tamaño de la fruta que hayamos utilizado. Deshidratar durante 6–8 horas hasta que los círculos de fruta se hayan transformado en láminas elásticas y secas al tacto; despegar, dar la vuelta y deshidratar durante 2 horas más.

Para montar los crêpes, extender una cucharada sopera de mermelada de ciruelas sobre cada crêpe, repartir las rodajitas de plátano en la mitad de cada crêpe y doblar cada crêpe por la mitad dos veces. Opcionalmente, puedes espolvorear con jengibre o canela en polvo para decorar, que, a parte de sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anticancerosas y termogénicas, son muy digestivos.

Bon apéttit!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *