Artículos de interés, Entrantes, Recetas

El poder de los brotes de girasol. Ensalada girasola con papaya y frutos rojos

Los germinados y los brotes son alimentos vivos, sus nutrientes están más disponibles para una mejor digestión y asimilación. Los germinados y brotes de las semillas de girasol son ricos en vitamina B y en amino ácidos esenciales, los amino ácidos que  nuestras glándulas adrenales necesitan para funcionar de manera óptima. Su gran aporte de nutrientes ayuda a nuestro cuerpo a regenerarse y nutrirse a nivel celular, favoreciendo así una mejor eliminación y desintoxicación. Si tus células están “luchando para funcionar” es porque están llenas de toxinas, y esto va a hacer que tu organismo, tú, sea menos resiliente al estrés, ya sea éste psicológico, físico o ambiental. (Nota: la resiliencia es la capacidad que tiene un organismo de asumir  con flexibilidad una situación o período límite de trauma o desajuste y reajustarse y sobreponerse  a ella).

Tanto brotes como germinados contienen una mayor concentración de nutrientes que la planta adulta, aunque también contienen mayor concentración de alcaloides y/o ácido oxálico que cuando son plantas adultas. Así que hay que consumir brotes con moderación y rotando el tipo de brotes para poder eliminar correctamente esos ácidos.

Una de las mejores maneras de disfrutar de los beneficios de las semillas de girasol es comiendo sus germinados y sus brotes. Los brotes de semillas de girasol contienen la asombrosas proporción del 25% de proteína. Son muy ricos en vitamina B, vitamina anti–estrés, y zinc, equilibrador hormonal. Su sabor dulce y su complexión jugosa y generosa hacen de los germinados de girasol un ingrediente fantástico e incluso la base ideal en cualquier ensalada.

Los contenidos en zinc de esta semilla y sus germinados y brotes favorecen la fertilidad. Se ha demostrado que el zinc es un mineral esencial para el desarrollo de esperma, cosa que convierte este alimento en especialmente importante para los hombres.

Son ricos en el complejo de la vitamina B, especialmente en folato o ácido fólico, ideal para la circulación y muy importante para la buena formación del sistema nervioso en la etapa de gestación. Así que este alimento también es ideal para las futuras mamás.

Contienen vitamina E, muy antioxidante y beneficiosa para el buen funcionamiento del hígado. La vitamina E funciona en sinergia con la vitamina C y el selenio para reducir la presión arterial y aumentar la elasticidad de las arterias, ayudando a prevenir los problemas cardiovasculares.

También son un expectorante natural, beneficiosos para la congestión de pecho; promueven la limpieza de los pulmones. Los expectorantes naturales pueden ser utilizados como una medida preventiva contra las infecciones respiratorias e impedir la invasión de patógenos.

Son una gran fuente de proteína vegetal de calidad, de gran ayuda en la reparación del tejido muscular y en las funciones enzimáticas del cuerpo. La proteína es importante en el desarrollo óseo y la prevención de osteoporosis, ya que actúa como el marco fundamental para el desarrollo de la matriz ósea, apoyando su fuerza durante toda la vida.

En Kijimuna’s Kitchen, nos gustan las recetas con semillas, germinados y brotes de girasol. En cremas, quesos, crackers, batidos, ensaladas… nos gustan de todas las maneras. Si quieres recetas con semillas, germinados o brotes de girasol, las puedes encontrar en este link.

Y para la receta de hoy, una súper ensalada bien rápida de hacer y llena de beneficios. Ideal para primavera por su capacidad desintoxicante, su frescor y su alto valor nutritivo.

Ensalada girasola con papaya y frutos rojos

Tiempo de preparación: 2 min. Tiempo de cocción: no necesita. Listo en: 2 min.
Para 2 personas

Ingredientes

4–6 tazas de brotes de girasol
1/2 papaya, sin piel y cortada a trocitos
1/2 taza de frutos del bosque
1/4 taza de trocitos de almendra cruda
6 ciruelas secas, deshuesadas y partidas por la mitad

Método de preparación

En un bol, hacer un lecho con los brotes de girasol. Colocar la papaya encima y decorar con los frutos del bosque, las ciruelas y las almendras. No hace falta aliñar.

Servir, masticar lento y disfrutar.

¡Bon appétit!

4 comentarios

  1. Maria dice

    Te felicito por tu blog y por el esfuerzo y constancia que pones en ello!!
    Me encantan tus recetas 🙂
    Una preguntilla, los brotes de semillas de girasol como los haces con pipas de girasol peladas??
    También he visto que haces de chia pero yo no me he atrevido nunca por ser gelatinosas!!

    • Consol @ www.kijimunas-kitchen.net dice

      Hola, María,

      ¡Gracias a tí!
      Los brotes de girasol son a partir de semillas con la cáscara. Los germinas en tarro de cristal como cualquier otro brote, y cuando tienen una raíz de unos 5 mm a 1 cm (tardan sólo de 2 a 3 días), los plantas en tierra cubriéndolos con un espesor de tierra de 1 cm o menos.
      Brotan muy rápido, y los puedes tener creciendo en tierra como unos 10 días. Se hacen enormes.

      La chía, lo más fácil es germinarla en malla. Aunque en bote de cristal también funciona. No hay que pasarse con el agua, que se pudren al ser mucilaginosas.

      Un abrazo,
      K

  2. Esther dice

    Consol, porfa necesito tu ayuda, he germinado en tarro las semillas de girasol, no tenía ni idea de que luego había que plantarlas… Ohhh, una pregunta, no se pueden comer así una vez terminadas en el bote? O es obligatorio plantarlas?
    Muuuuchas graciassss, estoy perdida. Yo creía que sería como los brotes de alfalfa…
    Muchas graciassss.
    Besicos

    • Hola, guapa,

      se plantan si tienen la cáscara. No hace falta un macetón, un plato plano de barro de los que venden en las floristerías es suficiente, con 2 cm de tierra y espolvorear con agua a diario. Están deliciosos.

      Si no tienen cáscara, no hace falta plantarlos.

      Un beso,
      Consol